divendres, 2 de març de 2018

¿Qué son los alimentos procesados?

 
Recientemente la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha publicado una nueva clasificación de los alimentos que tiene en cuenta las implicaciones para la promoción de la salud y el bienestar de la población y reconoce los factores sociales, políticos y económicos.


La nueva clasificación incluye:
  • Alimentos naturales y mínimamente procesados. Pueden ser de origen vegetal o animal y haber sido sometidos a procesos "mínimos" (limpiar, lavar, pasteurizar, descascarar, pelar, deshuesar, rebanar, descremar, esterilizar, entre otros) pero no incluyen ningún aditivo en su composición.Todos los alimentos de este grupo forman la base para una alimentación saludable.
  • Ingredientes culinarios, sustancias extraídas de componentes de los alimentos, tales como las grasas, aceites, harinas, almidones y azúcar; o bien obtenidas de la naturaleza, como la sal.
  • Procesados y altamente procesados (ultraprocesados): productos comestibles listos para el consumo que han sido alterados por la adición o introducción de sustancias (sal, azúcar, aceite, preservantes y/o aditivos) que cambian la naturaleza de los alimentos originales, con el fin de prolongar su duración y hacerlos más agradables o atractivos, son elaborados principalmente con ingredientes industriales, que , normalmente, contienen poco o ningún alimento entero. Los productos ultraprocesados se formulan en su mayor parte a partir de ingredientes industriales, y contienen poco o ningún alimento natural. El objetivo del ultraprocesamiento es elaborar productos durables, altamente apetecibles, y lucrativos. La mayoría están diseñados para ser consumidos como "snacks" y bebidas, por sí solos o en combinaciones con otros productos ultraprocesados.

¿Por qué NO son aconsejables los alimentos procesados y ultraproceados?
  • Son nutricionalmente desequilibrados.
     
  • Son muy calóricos.
     
  • Puedan crear hábitos de consumo y adicción.
     
  • Son fáciles de consumir por lo que es fácil que los integremos en nuestra dieta sustituyendo otros alimentos más sanos y nutritivos pero más "incómodos" de preparar.
     
  • Se promueven y se ofrecen por mecanismos que son engañosos, imitan alimentos naturales y/o tradicionales, usando aditivos que reproducen aromas, sabores y colores.  Si reflejaran en su etiquetaje qué es lo que realmente son esos alimentos serían muy distintos. 

  • Crean una falsa impresión de ser saludables, mediante la adición de vitaminas sintéticas, minerales y otros compuestos, publicitándose como "saludables" cuando no lo son. Si quieres ver algunos ejemplos pincha  aquí.
     
  • La mayoría de estos productos son altamente rentables porque son producidos por empresas internacionales que compran y manufacturan a precios muy bajos los ingredientes de su composición ofreciendo productos baratos pero de baja calidad. De ahí nuestro consejo de que se consuman alimentos de "kilómetro cero".

Recuerda: la base de una alimentación saludable son los alimentos naturales 
Fuente: http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=90771&uid=832132&fuente=inews

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada