divendres, 28 de juliol de 2017

Las vacunas



Sin ningún género de dudas la vacunación constituye uno de los avances más importantes en salud y que más vidas ha salvado dentro del mundo de la medicina . Sin embargo, aún hoy sigue siendo en algunos foros un controvertido tema de debate .


Las vacunas nos protegen de enfermedades que en muchas ocasiones ya no vemos y que probablemente a muchos médicos nos costaría reconocer, pues no las hemos visto más que en los libros. Son enfermedades que creemos erradicadas en muchos casos y de las que no recordamos los efectos devastadores que producen. Ello hace que en muchas ocasiones nos preocupe más los posibles efectos secundarios de la vacunación que los problemas derivados de  la enfermedad, que en algunos casos pueden  llegar a ser mortales o a producir secuelas muy graves. Son enfermedades para las que aún no tenemos cura  pero para las que sí  disponemos de una eficaz método de prevención. Los movimientos antivacunas aluden a  complots  farmacéuticos a nivel mundial, asociaciones a efectos secundarios no probados (e incluso en muchas ocasiones descartados) o posibles efectos nocivos a largo plazo sobre la salud. Constituyen una de la principales trabas a la plena implantación de un programa de prevención.



Muchos son los mitos que circulan acerca de las vacunas. En España las vacunas no son obligatorias, sin embargo sí recomendadas por las comunidades científicas. Es importante que al tomar una decisión lo hagamos basados en información consistente y seria, que provenga de fuentes de confianza . 




Mito 1: Las mejores condiciones de higiene y saneamiento harán desaparecer las enfermedades; las vacunas no son necesarias. FALSO

Hecho 1: Las enfermedades contra las que podemos vacunar volverían a aparecer si se interrumpieran los programas de vacunación. Si bien la mejor higiene, el lavado de las manos y el agua potable contribuyen a proteger a las personas contra enfermedades infecciosas, muchas infecciones se pueden propagar independientemente de la higiene que mantengamos. Si las personas no estuvieran vacunadas, algunas enfermedades que se han vuelto poco comunes, tales como la poliomielitis y el sarampión, reaparecerían rápidamente

Mito 2: Las vacunas conllevan algunos efectos secundarios nocivos y de largo plazo que aún no se conocen. Más aún, la vacunación puede ser mortal. FALSO

Hecho 2: Las vacunas son muy seguras. La mayoría de las reacciones vacunales son generalmente leves y temporales, por ejemplo, un brazo dolorido o febrícula. Los trastornos de salud graves, que son extremadamente raros, son objeto de seguimiento e investigación detenidos. Es más probable padecer un trastorno grave por una enfermedad prevenible mediante vacunación que por una vacuna. Por ejemplo, en el caso de la poliomielitis, la enfermedad puede provocar parálisis; el sarampión puede causar encefalitis y ceguera, y algunas enfermedades prevenibles mediante vacunación pueden ser incluso mortales. Aunque un solo caso de trastorno grave o defunción por vacunas ya es demasiado, los beneficios de la vacunación compensan con creces el riesgo, dado que sin las vacunas se producirían muchos trastornos y defunciones.

Mito 3: La vacuna combinada contra la difteria, el tétanos y la tos ferina, así como la vacuna antipoliomielítica, pueden provocar el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS). FALSO

Hecho 3: No existe una relación causal entre la administración de las vacunas y la muerte súbita del lactante, a pesar de que esas vacunas se administran en un período en el que el recién nacido puede sufrir el SIDS. En otras palabras, las defunciones por SIDS son casualmente coincidentes con la vacunación y hubieran ocurrido aunque no se hubiesen administrado las vacunas. Es importante recordar que esas cuatro enfermedades pueden ser mortales, y que el recién nacido no vacunado contra ellas corre graves riesgos de defunción y discapacidad grave.

Mito 4: Las enfermedades prevenibles mediante vacunación están casi erradicadas en mi país, por lo tanto no hay motivos para que me vacune. FALSO

Hecho 4: : Si bien las enfermedades prevenibles mediante vacunación son actualmente poco comunes en muchos países, los agentes infecciosos que las provocan siguen circulando en algunas partes del mundo. En un mundo sumamente interconectado, esos agentes pueden atravesar las fronteras geográficas e infectar a cualquier persona no protegida. Por ejemplo, a partir de 2005, en Europa occidental se produjeron brotes de sarampión en poblaciones no vacunadas de Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Italia, el Reino Unido y Suiza. Por consiguiente, hay dos motivos fundamentales para vacunarse, a saber, protegernos a nosotros mismos y proteger a quienes nos rodean. Los programas eficaces de vacunación, al igual que las sociedades eficaces, dependen de la cooperación de cada persona para asegurar el bien común. No deberíamos depender de las personas que nos rodean para detener la propagación de enfermedades; nosotros mismos también tenemos que hacer nuestra parte. 

Mito 5: Las enfermedades de la infancia prevenibles mediante vacunación son algo inevitable en la vida. FALSO

Hecho 5: Las enfermedades prevenibles mediante vacunación no tienen por qué ser “algo inevitable en la vida”. Enfermedades tales como el sarampión, la parotiditis y la rubéola son graves y pueden acarrear importantes complicaciones tanto en niños como en adultos, por ejemplo, neumonía, encefalitis, ceguera, diarrea, infecciones del oído, síndrome de rubéola congénita (si una mujer contrae rubéola al principio del embarazo) y defunción. Todas estas enfermedades y sufrimientos se pueden prevenir mediante las vacunas. Los niños no vacunados contra estas enfermedades quedan innecesariamente vulnerables.

Mito 6: La administración simultánea de más de una vacuna puede aumentar en los niños el riesgo de efectos secundarios nocivos, que a su vez pueden sobrecargar su sistema inmunitario. FALSO

Hecho 6: Las pruebas científicas revelan que la administración simultánea de varias vacunas no conlleva ningún efecto secundario sobre el sistema inmunitario del niño. Los niños están expuestos cotidianamente a cientos de sustancias extrañas que desencadenan una respuesta inmunitaria. El simple hecho de ingerir alimentos introduce nuevos antígenos en el organismo, y numerosas bacterias viven en la boca y la nariz. Un niño está expuesto a muchísimos más antígenos como consecuencia de un resfriado común o una faringitis, que por las vacunas. Las principales ventajas de la administración simultánea de varias vacunas es que requiere menos consultas ambulatorias, lo que permite ahorrar tiempo y dinero y aumenta las probabilidades de que los niños completen el calendario de vacunación recomendado. Además, la posibilidad de recibir una vacunación combinada, por ejemplo, contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola, supone menos inyecciones.

Mito 7: La gripe es solo una molestia y la vacuna no es muy eficaz. FALSO

Hecho 7: La gripe es mucho más que una molestia. Es una enfermedad grave que cada año provoca entre 300.000 y 500.000 defunciones en todo el mundo. Las embarazadas, los niños pequeños, los ancianos con problemas de salud y cualquiera que padezca un trastorno crónico, por ejemplo, asma o cardiopatía, corren un alto riesgo de infección grave y muerte. La vacunación de las embarazadas conlleva el beneficio adicional de proteger a sus recién nacidos (actualmente no existe una vacuna para los menores de seis meses). La mayoría de las vacunas contra la gripe inmuniza contra las tres cepas de mayor prevalencia circulantes en una estación dada. Es la mejor manera de reducir sus probabilidades de contraer una gripe grave y contagiar a otros. Evitar la gripe significa evitar gastos de atención médica adicionales y pérdida de ingresos por los días de trabajo o escuela perdidos. 

Mito 8: Es mejor la inmunización por la enfermedad que por las vacunas. FALSO

Hecho 8: Las vacunas interactúan con el sistema inmunitario para producir una respuesta similar a la que produciría la infección natural, pero no causan la enfermedad ni exponen a la persona inmunizada a riesgos de posibles complicaciones. En cambio, el precio de la inmunización por infección natural podría ser el retraso mental provocado por  Haemophilus influenzae tipo b (Hib), defectos congénitos debidos a la rubéola, cáncer del hígado derivado del virus de la hepatitis B, o muerte por sarampión.

Mito 9: Las vacunas contienen mercurio, que es peligroso. FALSO

Hecho 9: El tiomersal es un compuesto orgánico con mercurio que se añade a algunas vacunas como conservante. Es el conservante más ampliamente utilizado para las vacunas que se suministran en ampollas de dosis múltiples. No hay pruebas científicas que sugieran que la cantidad de tiomersal utilizada en las vacunas entrañe un riesgo para la salud.

Mito 10: Las vacunas causan autismo. FALSO

Hecho 10: Según se pudo determinar, el estudio de 1998 que suscitó inquietud acerca de un posible vínculo entre la vacuna contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola, por un lado, y el autismo, por otro, contenía graves irregularidades, por lo que la publicación que lo divulgó lo retiró. Lamentablemente, su divulgación despertó temores que provocaron una disminución en las tasas de inmunización y los subsiguientes brotes de esas enfermedades. No existen pruebas científicas de una relación entre esa vacuna y el autismo o trastornos autistas.
De forma inconsciente asociamos la vacunación a la edad infantil . Es cierto que en esos primero años es cuando se administra el grueso del calendario vacunal . No obstante , no es un calendario cerrado , que finaliza en la infancia , sinó que  se prolong a lo largo de toda la vida del paciente .
Afortunadamente, desde hace poco disponemos de un calendario vacunal para niños  unificado en toda  España . Deseamos que en breve ocurra lo mismo con los adultos , a fin de que sean las mismas vacunas las que se administren en las diversas comunidades. 

Si a pesar de ello sigue teniendo alguna duda , le aconsejamos que consulte con su equipo de atención primaria donde le asesoraran e intentaran resolver todas las dudas que puedan tener. 


divendres, 21 de juliol de 2017

El sueño en las noches de verano





El aumento de las temperaturas en verano conlleva que descansemos peor, nos cueste mas conciliar el sueño y nos despertemos con mas frecuencia



¿QUE ES EL SUEÑO?


El sueño es un complejo proceso biológico que ayuda a procesar información nueva, mantenerse saludable y a sentirse descansado. Cuando dormimos estamos inconscientes pero las funciones del  cerebro y del cuerpo permanecen activas.



Durante el sueño, el cerebro pasa por cinco fases diferentes en las que pueden producirse cambios en la actividad cerebral, la respiración, el ritmo cardíaco, la temperatura corporal y otras funciones fisiológicas.



Tan importante es la cantidad cómo  la cualidad del sueño ya que éste tiene  un impacto en nuestra salud física, mental y emocional, y conlleva  muchos beneficios:

  • Ayuda a producir masa muscular.
  • Contribuye al crecimiento.
  • Incrementa la capacidad del sistema inmunitario  para combatir las infecciones.
  • Potencia la capacidad de concentración, de aprendizaje y  de memoria.
  • Mejora el estado de animo.
  • Aumenta la esperanza  de vida.
        Las distintas fases del sueño ayudan a:
  • Sentirse descansado y con energía al día siguiente.
  • Aprender información, hacer reflexiones y formar recuerdos.
  • Descansar el corazón y el sistema vascular.
  • Liberar más hormona del crecimiento, que ayuda a los niños a crecer. También aumenta la masa muscular y la reparación de células y tejidos en niños y adultos.
  • Liberar hormonas sexuales, que contribuyen a la pubertad y la fertilidad.
  • Evitar enfermarse o a mejorarse cuando se está enfermo, creando más citoquinas (hormonas que ayudan al sistema inmunitario a combatir varias infecciones).

La cantidad de sueño depende de varios factores, incluyendo la edad, estilo de vida, estado de salud  y si se ha dormido suficiente.



Los trastornos del sueño mas frecuentes son: insomnio y apnea del sueño












divendres, 14 de juliol de 2017

Disfrutar del agua sin accidentes


En verano muchos de nosotros nos disponemos a disfrutar de nuestras vacaciones divirtiéndonos con actividades de ocio acuáticas ya sea en piscinas o en el mar, especialmente si tenemos niños pequeños. Según las estadísticas casi el 70% de los europeos pasan sus vacaciones en zonas de costa en un país distinto al suyo y el 25% de ellos viajan con niños, siendo el ahogamiento la primera causa de muerte por lesión entre menores de 18 años.
La mayoría de estos accidentes son evitables tomando algunas precauciones:
  1. VIGILAR CONSTANTEMENTE a los niños tanto cuando están en el agua como jugando cerca de ella y sobre todo no confiarse porque lleven algún tipo de flotador puesto (aquí tenéis información sobre los sistemas de flotación más aconsejables para los niños). Es importante enseñarles a respetar las normas de seguridad en playas y piscinas y, en casa, vaciar inmediatamente después del baño la bañera o la piscina hinchable, hay que tener en cuenta que muchos de los accidentes tienen lugar en el ámbito doméstico.
  2. Utilizar SIEMPRE un chaleco salvavidas si no se sabe nadar y vas en una embarcación o, aún sabiendo nadar, cuando se practique un deporte acuático.
  3. Respetar el significado de las banderas y las indicaciones de los socorristas.
  4. No consumir alcohol cuando se vaya a realizar cualquier tipo de actividad en el agua ya que disminuye la capacidad de reacción y se minimizan los peligros más evidentes.
  5. No bañarse de noche: no ves lo que hay en el agua y podrían no verte si te ocurre algo.
  6. Bañarse siempre acompañado.
  7. Conocer la profundidad y el fondo  del agua antes de  zambullirse.
  8. Evitar bucear o saltar en aguas turbias.
  9. Evitar bañarse en zonas de corrientes.
En el siguiente vídeo del Govern de les Illes Balears se resumen estos consejos 

Si quieres ampliar información sobre las precauciones en el medio acuático puedes consultar las siguientes guías:

Guía para las familias del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
Guía Europea de protección de los niños y jóvenes en las actividades acuáticas recreativas 

Fuente:  Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Recomendaciones para el periodo estival 

divendres, 7 de juliol de 2017

Alerta amb les meduses!!!



Les meduses o grumers son animals marins que viuen en aigües obertes. Neden molt lentament i a la primavera i a l'estiu són arrossegades cap a les costes pels corrents. Si es toquen, encara que estiguin  mortes, inoculen una substància a la pell que produeix coïssor. El contacte amb els tentacles o amb les seves porcions, tant a l'aigua con a la sorra també poden causar lessions.
N'hi ha de molts tipus, algunes produeixen picades molt lleus, com la de la fotografia, però d'altres poden ser mortals. Cal aprendre a identificar-les.

  • Si queden adherides a la pell restes de tentacles, s’han de retirar amb pinces, guants o qualsevol objecte que tinguem a mà (per exemple, el cantó d’una targeta de crèdit) per evitar-ne el contacte amb les mans. 
  • No gratar ni fregar la zona afectada. No utilitzar tovalloles o sorra per  netejar la ferida. 
  • Rentar la ferida amb aigua de mar. No utilitzar mai aigua dolça (per tant, no dutxar-se amb aigua corrent), ja que el canvi osmòtic activa els cnidocists que queden a la pell, cosa que augmenta la quantitat de verí inoculada. 
  • No utilitzar amoníac ni alcohol. 
  • Es por aplicar una dissolució de vinagre, el mateix que es ven en els comerços.
  • Col•locar fred damunt la zona afectada durant 10-15 minuts. Per a això, s’utilitzen bosses de gel ben tancades per evitar el contacte de la ferida amb l’aigua dolça. No s’ha de posar mai el gel directament damunt la pell. Si la picor no disminueix, es pot repetir aquesta operació en períodes de 10-15 minuts amb intervals de descans de 5 minuts. 
  • En cas de tenir símptomes com ara nàusees, vòmits, mareigs, rampa muscular, mal de cap o malestar general, heu d’anar a l’hospital més proper, i informar,  si és possible, del tipus de medusa que ha fet la picada.

RECORDA:

  • L'ús de crema solar a més de protegir-nos dels raigs solars també té una certa capacitat per aïllar la superfície corporal de substàncies com, per exemple, tentacles de medusa. 
  • Davant d'una proliferació és millor no ficar-se a l'aigua, ni tan sols a la vora, ja que poden existir fragments de tentacles amb la mateixa acció urticant. En cas de dubte pregunta al servei de vigilància de la platja.
  • No toquis les meduses mortes o fragments d'elles ja que el seu poder urticant persisteix fins a 24 hores en condicions de sequedat.
  • La zona de rompent és una zona perillosa si hi ha meduses, ja que molts fragments, amb acció urticant, poden concentrar-se allà.
  • Es recomana que aquelles persones que estiguin un temps prolongat a l'aigua, utilitzin peces protectores (ulleres, vestits de neoprè, lycra ...).

Si detectau una concentració de meduses a la platja donau avís directament al telèfon d'emergències 112 o al socorrista
També et pots baixar l'app Oboradar que permet als seus usuaris registrats, tant publicar, com observar avistaments de meduses a les costes espanyoles