divendres, 25 d’agost de 2017

¿Qué es un ictus?



Un ictus (también conocido como  accidente vascular cerebral) se produce cuando una arteria cerebral se rompe o se tapona, de forma que la sangre no consigue llegar al cerebro de forma adecuada.
Hay múltiples factores de riesgo: el tabaco, la hipertensión, la dilipemia o colesterol elevado, la diabetes, el sedentarismo o  la edad (es más frecuente a partir de los 55 años) entre los más frecuentes. Es poco habitual entre gente joven, aunque desgraciadamente su frecuencia está aumentando en esta franja de edad debido al consumo de drogas, especialmente cocaína. 

Nuestra intención al hablar hoy sobre el ictus, no es tanto hablar sobre sus factores de riesgo, sino sobre la importancia de saberlo reconocer si nos encontramos ante una persona que puede estar padeciéndolo. Nuestra actuación es fundamental, pues debemos intervenir rápidamente y contactar con los servicios sanitarios aportando toda la información posible. Cuanto antes consigamos que esa persona llegue al hospital, más posibilidades existen de recuperación.

Los signos del ictus suelen ser dificultad para hablar, desviación de la comisura de la boca y/o pérdida súbita de fuerza en extremidad superior o inferior. Pueden estar todos presentes o sólo alguno de ellos. En cualquier caso la intervención de las persona que acompañan al paciente es vital. Es preciso contactar con los servicios sanitarios a través del 061 e informar al sanitario que nos atiende de que sospechamos que la persona ante la que estamos puede estar iniciando un ictus . 




El siguiente vídeo es muy gráfico y nos ayuda a reconocer los posibles síntomas. Está realizado por el Departamento de Salud Pública de Massachussets. Recuerda que en nuestro caso debemos contactar con el 061.



Es importante que, si sospechamos un ictus, NO le demos a esa persona nada de comer ni beber mientras llegan los servicios sanitarios. En caso de pérdida de conocimiento deberíamos colocar al paciente en posición lateral de seguridad (en el enlace os explican cómo hacerlo).

Una buena actuación coordinada entre todos es fundamental para el pronóstico de muestro paciente . 

divendres, 18 d’agost de 2017

Picnic saludable de verano

Seguro que este verano ya has pasado algún día con amigos y familia en la playa, la piscina o el campo. Nada nos apetece más en verano que pasar el día al aire libre y llevarnos la comida o la merienda. Sin embargo tenemos tendencia a abusar de la comida basura porque es más rápida de preparar, barata y fácil de conservar. La llamada comida basura, que incluye bollería dulce y salada industrial, snacks salados y precocinados, es barata y fácil de preparar (ya viene hecha), pero tiene grandes desventajas: es hipercalórica, rica en grasas y su abuso se relaciona con diversas enfermedades.
En este post queremos aconsejarte alimentos saludables para que tu picnic de excursión sea sabroso, hidratante y saludable. Para ello vamos a darte algunos consejos:
  • Huye de los alimentos fritos y la comida basura, como ya  hemos dicho engordan y dan mucha sed. Conserva los buenos hábitos de la dieta mediterránea también en verano.
  • Consume abundantes frutas y verduras de temporada, son muy hidratantes y saludables
  • Prepara platos fríos y apetitosos, recuerda que se pueden hacer ensaladas con legumbres, patatas, pasta o arroz. Aquí tienes algunas ideas fáciles e ideales para el verano.
  • Además también puedes llevar bocadillos nutricionalmente saludables.
  • De postre siempre fruta, mucho mejor entera que en zumo (aunque sea natural). Puedes preparlas de forma muy atractiva como gazpachos, macedonia o pinchos de frutas, bolitas de sandía o melón... Algunas ideas aquí.
Y recuerda, para beber, nada más refrescante y sano que el agua






divendres, 11 d’agost de 2017

Los niños siempre seguros, también en el coche




Es posible que en verano utilicemos más el coche con la familia ya que se multiplican las salidas con los niños e incluso emprendemos trayectos largos para pasar las vacaciones. Utilizar las sujeciones de seguridad es obligatorio tanto en adultos como en niños, pero, más importante que cumplir la ley, es pensar en nuestra propia seguridad y la de nuestros pequeños.
Por muchas precauciones que tomemos siempre estamos expuestos a que cualquier fallo nuestro, de otros conductores o factores ambientales provoquen un accidente, por lo que es vital utilizar el Sistema de Retención Infantil (SRI) adecuado ya que según la Dirección General de Tráfico (DGT) reducen en un 75% las muertes y en un 90% las lesiones infantiles.
Para elegir la sillita adecuada hay que tener en cuenta:
  • Comprobar que se adapta bien a nuestro vehículo
  • Elegir las que se sujetan al asiento con sistema Isofix (con tres puntos de anclaje) no las que se fijan sólo con el cinturón de seguridad
  • Elegirla según el peso, talla y edad del niño
  • Utilizar siempre los sistemas de retención hasta que el niño mida al menos 135 cm, incluso en trayectos cortos
  • Asegúrate que la silla está bien anclada al vehículo y que el niño va bien colocado y sujeto
  • Coloca la silla el mayor tiempo posible en sentido contrario a la marcha o a "contramarcha". Este concepto se entiende muy bien en este post y en el siguiente vídeo:
Si queréis ampliar información tenéis una cita en el Centro de Salud de Son Pisà el día 22 de septiembre de 2017 a las 12h en la que personal de la DGT impartirá una charla sobre seguridad de embarazadas y niños al viajar en coche y podrá resolver todas vuestras dudas.
Y recuerda lo más importante es dar ejemplo, utiliza SIEMPRE el cinturón de seguridad.
Fuente:  www.revista.dgt.es
www.dgt.es/es/seguridad-vial/educacion-vial/

divendres, 4 d’agost de 2017

Más lesiones por animales marinos: erizos y arañas de mar

Erizos de mar

Este verano ya hemos hablado de las medusas, pero hay otros animales marinos que pueden producir lesiones, como los erizos. Podemos clavarnos las púas de los erizos al pisarlos de forma accidental o al manipularlos, por lo que las lesiones serán principalmente en los pies y las manos.



Los comúnmente conocidos como erizos de mar son invertebrados marinos pertenecientes a la clase Echinoidea dentro del filo de los Equinodermos.
 Se conocen cerca de un millar de especies que habitan en todos los fondos marinos  en un rango de profundidades muy amplio. La coloración externa es muy variable.
 

El contacto con las púas de los erizos de mar puede provocar diferentes síntomas según la especie que se trate y la zona afectada. Lo más frecuente es que produzcan dolor o quemazón localizados en las zonas de punción, que pueden ser muy intensos, y que duran desde minutos hasta varios días. Si las púas no se extraen o salen espontáneamente, pueden producirse algunas complicaciones como sobreinfección  o migración a distancia de una articulación (a veces por la manipulación al intentar extraerlas). Otra posibilidad es la formación de nódulos llamados granulomas. Se forman por la tendencia del cuerpo a "encapsular" los cuerpos extraños que no puede expulsar o disolver. 

¿Qué podemos hacer?

1. Lavar con agua y jabón y aplicar un antiséptico.
2. Si el dolor es intenso un baño de agua caliente suele aliviar.
3Si las espinas no se encuentran muy profundas y son visibles a simple vista, se puede intentar extraerlas con el instrumental adecuado (aguja, pinzas,…) aunque es laborioso y complicado porque las púas de los erizos se desprenden y fragmentan con facilidad una vez que se han clavado. 
4. Como las púas son de carbonato cálcico, algunos recomiendan (con bastante sentido aunque sin estudios que lo demuestren) disolverlas con vinagre diluído: meter el pie en agua caliente con vinagre diluido al 30% durante unos minutos.
Abundan los trucos y las wikis en internet, desde aplicar cera derretida sobre la herida para que la espina se adhiera al solidificar, emplastos con ácido salicílico y algún otro método sin evidencias y poco recomendables.
5. En el caso de que las púas no salgan ni se disuelvan, se puede formar un nódulo en la zona de  la lesión. Si no desaparecen en unas semanas consulta a tu médico.

Fuente: dermapixel.com


Arañas de mar y afines

Popularmente se denomina Araña de Mar a cualquier miembro del grupo. Las especies más características son: la araña blanca (Trachinus draco), la araña de roca (Trachinus araneus), el escorpión marino (Taurulus bubalis), el pez rata o cabezudo (Uranoscopus scaber), el rascaico o escórpora, las rayas etc. La mayoría permanecen semienterrados en fondos arenosos. Al pisarlos o manipularlos puncionan e inoculan la toxina. 


Producen dolor local que puede ser intenso, duradero,
y provocar irritación e inflamación.
Aunque no es  frecuente, puede haber síntomas generales y, si los dan, suelen ser leves (agitación, nauseas, vómitos, lipotimia) pero puede haber algún caso grave. 
Las rayas y pastinacas provocan heridas que pueden ser  extensas (aguijón en sierra). 

¿Qué podemos hacer?

1. Limpiar la zona con agua salada y aplicar un antiséptico local.
2. Meter la extremidad afecta en agua lo más caliente que se tolere unos 30 minutos. Pueden inocular una toxina que es termolábil (se inactiva con el calor)
3. Si el dolor persiste se puede administrar un analgésico o antiinflamatorio vía oral (paracetamol, ibuprofeno o naproxeno)