divendres, 22 de desembre de 2017

Ya llega la Navidad ... y los regalos

Un año más llega la Navidad y con ella toca hacer repaso de cómo ha sido el año, si hemos cumplido nuestros propósitos, qué nos ha pasado de bueno y de malo, pero también es tiempo de celebraciones, de reuniones familiares y de regalar.


A propósito de los regalos queremos simplemente daros algunos consejos acerca de uno que seguro que os han pedido vuestros hijos, sobre todo si son adolescentes: el teléfono móvil. Existen algunos puntos importantes a la hora de comprar y regalar un móvil a un adolescente:
  1. Conviene retrasar al máximo la edad de poseer un móvil y tener en cuenta el grado de madurez del adolescente.
  2. Es aconsejable que ayude a financiar el gasto mensual de mantenimiento del móvil a través de la asignación de una paga semanal o de trabajos alternativos, para fomentar la cultura del esfuerzo, de los derechos y de los deberes.
  3. Hay que fomentar la cultura de la espera, para poder frenar el impulso de responder mensajes al instante, cuando están en otras interacciones sociales (por ejemplo en las comidas familiares). 
  4. Se tienen que pactar modelos de móvil buscando un equilibrio entre necesidades reales e ilusiones o deseos. 
  5. Limitar las horas de disponibilidad del móvil y los espacios de uso.
  6. La aplicación WhatsApp u otras similares (Line, Telegram o KiK) no están tan protegidas como otras redes sociales en Internet; con estas aplicaciones pueden crearse grupos y enviar imágenes, vídeos, enlaces, etc. por lo que es vital concienciar sobre la propia intimidad y la de los demás.
  7. Considera que para hacer un buen uso del móvil el mejor ejemplo para tus hijos eres tú.


Si queréis ampliar información consultad esta página de enfermera vrtual pero recuerda que el mejor regalo no es nada material, sino pasar tiempo con los que más quieres

Sólo nos queda desear que paséis unas Felices Navidades y que el próximo año 2018 esté lleno de ilusión, salud y amor. El Equipo del Centro de Salud de Son Pisà seguirá estando a vuestra disposición durante este próximo año con ilusión y con nuevos proyectos tanto a través de las redes sociales como de forma personal. Regresaremos con las entradas de este blog después de las fiestas, gracias por estar ahí

divendres, 15 de desembre de 2017

Las ulceras por presión


Las úlceras por presión, también llamadas escaras o llagas por presión, son áreas de piel lesionada por permanecer en una misma posición durante demasiado tiempo. Generalmente  se forman donde los huesos están más cerca de la piel, como los tobillos, los talones, las caderas y la base de la columna vertebral (coxis) aunque también pueden aparecer en otras zonas de apoyo como la nuca, codos, omóplatos y orejas.

¿Qué causa las úlceras por presión?

Las úlceras por presión son consecuencia de sentarse o acostarse en una posición durante demasiado tiempo (más de dos horas para úlceras por presión en etapa 1). Esto produce presión sobre ciertas zonas del cuerpo y reduce el suministro de sangre a la piel y al tejido de debajo de la piel. Si no cambia de posición con frecuencia el suministro de sangre bajará demasiado y se desarrollará una úlcera, por eso el riesgo es mayor si la persona está encamada, si se  utiliza silla de ruedas o sin no se puede cambiar de posición con frecuencia.
  • Síntomas de las úlceras por presión

    Las úlceras por presión tienen cuatro etapas. Los síntomas son diferentes en cada etapa:
    Etapa 1: La piel afectada está roja y puede estar caliente al tacto. La zona también puede arder, doler o picar. En las personas que tienen piel oscura, la úlcera por presión puede tener un tinte azul o púrpura.
    Etapa 2: La piel afectada está más dañada. Puede resultar en una herida abierta que se parece a un corte o una ampolla. La piel alrededor de la herida puede decolorarse. La úlcera es muy dolorosa.
    Etapa 3: En esta etapa, las úlceras por presión por lo general tienen un aspecto de cráter. Esto se debe al aumento del daño a los tejidos debajo de la superficie de la piel. Esto hace que la herida sea más profunda.
    Etapa 4: Este es el tipo más grave de úlcera por presión. La piel y el tejido están muy dañados y se genera una gran herida. En esta etapa puede producirse infección. 

Si la úlcera por presión se infecta, tardará más tiempo en sanar pudiéndose propagar la infección al resto del cuerpo.
 Los signos de infección son:
  • Pus espeso, amarillo o verde
  • Mal olor proveniente de la úlcera
  • Enrojecimiento o piel caliente al tacto
  • Hinchazón alrededor de la úlcera
  • Sensibilidad al tacto alrededor de la úlcera

Cómo prevenir las úlceras por presión:

Si tiene que pasar mucho tiempo en la cama o en una silla de ruedas, revise todo el cuerpo todos los días. Busque manchas, cambios de color u otros signos de úlceras. Preste especial atención a los puntos de presión donde es más posible que se produzcan úlceras.
  • Mantenga la piel limpia y seca
  • Cambie de posición cada dos horas
  • Utilice almohadas y productos que alivien la presión
  • Hidrate con frecuencia las zonas de apoyo y el resto de la piel
  • NO use polvo de talco ni jabones fuertes.
  • Al lavarse, use una esponja o tela suave y NO se estriegue con fuerza
  • Limpie y seque las zonas por debajo de las ingles y las mamas
  • Consuma proteínas a diario
  • Tome bastante agua todos los días.
  • Cerciórese de que su ropa no esté incrementando su riesgo de que se formen úlceras por presión:
                 - No se ponga ropa demasiado apretada
                 - Evite prendas de vestir que tengan costuras gruesas, botones o cremalleras que presionen sobre la piel.
  • Después de orinar o tener una deposición:
                 - Limpie la zona en seguida y séquela bien.
                 - Pregúntele al profesional sanitario respecto a cremas para ayudar a proteger la piel en esta zona. 


Si usted utiliza una silla de ruedas

Verifique que la silla de ruedas sea del tamaño apropiado para usted.
Siéntese en una silla de espuma o en un cojín de gel que encaje bien en su silla de rueda. NO se siente en cojines en forma de rosca.
Usted o su cuidador deben cambiar su peso en la silla de ruedas cada 15 a 20 minutos. Esto le quitará presión a ciertas zonas y le ayudará a mantener el flujo sanguíneo:
  • Inclínese hacia adelante.
  • Inclínese hacia un lado, luego inclínese hacia el otro.
Si usted mismo se pasa (moverse hacia o desde su silla de ruedas), alce el cuerpo ayudándose con los brazos. NO se arrastre. 

Cuando usted está en la cama

Use un colchón de espuma o uno que esté lleno de gel o aire.
Use una almohada suave o un pedazo de espuma suave entre partes de su cuerpo que se presionan entre sí o contra el colchón.
Cuando usted está acostado de lado, entre las rodillas y los tobillos.
Cuando usted está acostado boca arriba, coloque una almohada o espuma:
  • Bajo los talones (o ponga una almohada bajo las pantorrillas para alzar los talones: otra manera de aliviar la presión allí)
  • Bajo el área del cóccix
  • Bajo los hombros y los omóplatos
  • Bajo los codos
Algunos otros consejos son:
  • NO ponga almohadas bajo las rodillas, ya que esto ejerce presión sobre los talones.
  • Nunca se arrastre para cambiar de posición o subirse o bajarse de la cama. Arrastrarse causará ruptura de la piel. Consiga ayuda si necesita trasladarse a la cama o subirse o bajarse de ella.
  • Si lo traslada otra persona, debe alzarlo o usar una sábana de arrastre (una sábana especial utilizada para este propósito) para pasarlo.
  • Cambie su posición cada 1 a 2 horas para quitar la presión de cualquier punto.
  • Las sábanas y la ropa deben estar secas y lisas, sin ninguna arruga.
  • NO eleve la cabecera de su cama a más de un ángulo de 30 grados. Estar en una posición más horizontal impide que su cuerpo se resbale hacia abajo. Resbalarse puede dañar la piel. 
Las úlceras por presión tienen una variedad de tratamientos dependiendo de su profundidad,de su tamaño y de su evolución por lo que es importante contactar  lo antes posible con el personal de enfermería que esté al cuidado de la persona  para poder iniciar el tratamiento lo antes posible. Las úlceras más avanzadas se curan lentamente, de modo que lo mejor es el tratamiento anticipado y sobre todo  evitar que se produzcan.





divendres, 1 de desembre de 2017

El virus del papiloma humano

El virus del papiloma humano pertenece a un grupo de virus que infectan las mucosas. Hay más de 200 tipos diferentes. La mayoría de ellos producen lesiones benignas en piel y mucosas (verrugas). Hay cerca de unos 40 tipos diferentes  que pueden producir lesiones en los genitales y algunos de ellos desarrollar lesiones cancerosas.

Estos últimos se clasifican en dos grupos : los de bajo riesgo (que producen sólo verrugas  en la zona genital) y los de alto riesgo que desarrollan lesiones cancerosas  (cáncer de cuello de útero, ano, pene,  vulva, vagina, oral, garganta....). Los virus que causas las verrugas no son los mismos que los que causan cáncer.
En el caso de estos últimos, la persona infectada puede estar durante varios años asintomática, sin que se aprecie ninguna lesión. Se transmiten a través de las relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una persona infectada. Cualquier persona sexualmente activa puede contraer el virus, pero existe más riesgo si ha tenido muchas parejas sexuales o ha estado con alguien que las ha tenido. La infección es muy común, por ello la mayoría de la gente contrae la infección al poco de haber iniciado las relaciones sexuales. En la mayoría de las ocasiones el virus desaparece por sí solo pero cuando no es así puede persistir durante mucho tiempo y desarrollar lesiones verrugosas o cancerígenas.

El uso correcto del preservativo disminuye en gran parte la transmisión, aunque no por completo, al no cubrir  otras zonas que pueden estar en contacto íntimo. Sin embargo sí consigue disminuir la probabilidad de contagio. Es importante recalcar que también deberíamos usar protección en las relaciones sexuales orales.

No hay ningún tratamiento que consiga "deshacernos" del virus, pero sí podemos paliar sus efectos. En el caso de las verrugas existen tratamiento para erradicarlas. Si sospecha que puede tener una lesión de este tipo debes contactar con tu equipo de atención primaria .
Cuando hay una infección persistente de un virus de alto riesgo en el cuello uterino  se producen una serie de cambios en las células. Estos cambios  pueden detectarse a través de las citologías. Es por ello importante que las mujeres se sometan a revisiones ginecológicas periódicas, según el protocolo establecido. En nuestra comunidad el programa de prevención de cáncer de cérvix empieza a los 25 años. Hay que hacer una citología anual durante dos años seguidos y si son normales una cada tres años. Las citologías se realizan en nuestro centro de salud .

Actualmente existen vacunas que protegen en un elevado porcentaje contra determinados tipos de virus del papiloma humano, los cuales causan un 70 % de los casos de cáncer de cervix. En  nuestro caso la vacuna está incluida el calendario vacunas y se administra a las niñas a los 12 años. La aparición de estas vacunas fué polémica en su inicio pues se relacionaron con tres casos de aparición de crisis epilépticas. Estudios posteriores demostraron que no existe relación entre la administración de la vacuna y la aparición de epilepsia , y que se trata de una vacuna segura. Puede producir algunas molestias locales en la zona de inyección pero no tiene efectos secundarios graves .

La prevención y la detección precoz es la mejor cura. Por ello es importante usar   preservativo . NO obstante, y dado que la protección no es del 100 %,  las mujeres deben seguir el programa de detección precoz mediante las citologías.

És importante educar a nuestros jóvenes en la responsabilidad en las relaciones sexuales y en el uso correcto del preservativo .



Os dejamos un link de canal salut donde podréis obtener más información al respecto.