divendres, 31 de març de 2017

Sobre las alergias respiratorias

Comienza la primavera y, como todos los años, es una buena ocasión para recordar que existen personas sensibles a la presencia de determinadas sustancias en el ambiente. Nos referimos a las personas que tienen alergias respiratorias, aquellas que, en cualquier época del año, pero especialmente en primavera, sufren las consecuencias de enfermedades como la conjuntivitis, la rinitis y/o el asma.


En los tres casos citados, se trata de enfermedades caracterizadas por la inflamación, respectivamente, de la conjuntiva del ojo, de la mucosa de la nariz y de la mucosa de la vía respiratoria inferior (bronquios). Los síntomas o molestias que se producen como consecuencia de dicha inflamación son estornudos muy frecuentes, picor de nariz, taponamiento nasal y goteo por la nariz, en el caso de la rinitis, enrojecimiento, picor de ojos y lagrimeo,en el caso de la conjuntivitis y sensación de falta de aire (disnea) con respiración entrecortada, sensación de presión en el pecho y ruidos sibilantes al respirar, en el caso del asma.



La inflamación que caracteriza las enfermedades alérgicas mencionadas, se produce inicialmente como consecuencia de mecanismos alérgicos debidos a la sensibilidad a sustancias como los pólenes, los ácaros del polvo, el pelo de animales o los hongos, por citar las más frecuentes.
Las personas sensibles en las que se ha iniciado esta inflamación tras el contacto con alguna o varias de las sustancias mencionadas, reaccionan a su vez con otras sustancias que, sin ser productoras de alergia, pueden resultar irritantes respiratorios en ellas; entre estos irritantes se encuentran el humo del tabaco, vapores de sustancias como la lejía y otros productos de limpieza así como de perfumes, pinturas y disolventes, la contaminación atmosférica elevada o los cambios bruscos de temperatura.
Es importante, especialmente en estas fechas,  conocer qué debe hacer una persona alérgica para evitar las consecuencias de su sensibilidad.

1. Emplear el tratamiento que le ha recomendado su médico
2. Evitar la exposición a las sustancias a las que sabe que es sensible y  que le resultan irritantes. 


Evitar la exposición a irritantes (humos, polvos, olores fuertes, aire frío y seco, esprays, gases y vapores) así como a los cambios bruscos de temperatura.

Evitar salidas al campo o a zonas con abundante vegetación durante la primavera. En caso de encontrarse en estos lugares, hay que intentar permanecer el mayor tiempo posible en locales cerrados, sobre todo los días de viento.
Dormir con las ventanas cerradas. En caso de viajar en coche, hacerlo con las ventanillas subidas. Evitar viajar en motocicleta en las épocas de polinización.
Realizar la limpieza de la casa con aspirador, retirar el polvo con una bayeta húmeda y, procurar que estas actividades no se realicen en presencia del paciente alérgico a los ácaros del polvo.
Ventilar bien la casa, intentando que la humedad relativa del ambiente doméstico no sea elevada (uso de habitaciones soleadas, calefacción, evitar la costa).
Evitar objetos que puedan almacenar polvo (estanterías repletas de libros, alfombras, tapices, etc.)
La ropa de cama se debe lavar semanalmente a una temperatura en torno a los 55°C.
Mantener las ventanas cerradas durante las estaciones de elevada producción de hongos (Alternaria y Cladosporium emiten sus esporas los días secos y cálidos del verano, Fusarium lo hacen durante días o noches húmedas del otoño).
Evitar la humedad en las habitaciones y, en lo posible, en los cuartos de baño.
Evitar actividades que aumenten la exposición a pólenes y a hongos, como segar césped.
Retirar del ambiente doméstico los animales a los que se sea sensible y evitar el contacto con animales de la misma especie en cualquier otro lugar.

Recomendaciones para las personas alérgicas. SEMFyC.pdf

divendres, 24 de març de 2017

Algo sobre la tos





La tos es un motivo de consulta frecuente en nuestras consultas y cuya etiología puede ser múltiple  .  Pueden ser procesos  banales  ( catarros los más frecuentes , alergias o incluso tapones de cera ) . En esos casos es un síntoma más del cuadro y , aunque molesto , no implica gravedad . La tos en los catarros ( tal y como ya explicamos en la entrada que hicimos sobre catarros y gripe ) puede durar hasta tres semanas sin que ello implique complicaciones o gravedad. Los antitusivos ( habitualmente no financiados por el sistema público de salud ) pueden aliviar parcialmente  el síntoma,  acompañado de medidas higiénicas como lavados con agua de mar o suero salino , beber abundantes líquidos etc.

En algunos casos la tos es un síntoma de una enfermedad más grave o compleja. Es por ello importante conocer cuáles son las señales que deben hacernos consultar con nuestro médico :

  • Esputo con sangre
  • Fiebre persistente 
  • Dolor en el pecho 
  • Dificultad respiratoria 
  • Tos persistente en el tiempo
Nos gusta siempre recordar que no debemos autotratarnos  con antibióticos antes de ser valorados por un médico . Eso, en muchas ocasiones no mejora el problema y puede entorpecer un posible diagnóstico o tratamiento posterior .



Aprovechamos esta entrada para contaros que hoy se celebra el día mundial contra la tuberculosis , enfermedad que aúnque mucha gente cree erradicada, aún  sigue presente en nuestra sociedad . Fué un 24 de marzo de 1882 cuando el Dr Robert Koch descubrió el organismo que la produce y ese fué el primer paso para poder diagnosticarla y tratarla  .El lema de este año es " Unidos para poner fin a la tuberculosis" . Con este lema la Organización Mundial de la Salud pretende aunar esfuerzos para seguir luchando contra esta enfermedad , aún muy prevalente y en muchas ocasiones infradiagnosticada. 




divendres, 17 de març de 2017

¿Somos lo que comemos?

La obesidad es un factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares y según la OMS, en nuestra sociedad, se está dando un aumento alarmante de la misma debido principalmente a la mala alimentación y al sedentarismo de nuestra vida actual. Precisamente porque depende sobre todo de estos dos factores, se puede prevenir desde la infancia y es importante que los padres seamos conscientes de ello. En este vídeo  que se ha difundido en una campaña antiobesidad del Children Health of Atlanta, se explica de una forma muy clara.


La clave para mejorar tus hábitos está en tí mismo. Tú puedes hacer mucho por tu salud cambiando tus hábitos hacia unos más saludables y equilibrados: una alimentación sana, algo de ejercicio y evitar hábitos tóxicos como alcohol y tabaco. Por supuesto desde el Centro de Salud te podemos ayudar en lo que necesites, pide cita con tu médico o enfermera, si lo precisas, y recuerda nuestra Ruta Saludable, siempre estás a tiempo de unirte. 

Por eso, en cierto modo, sí que es cierto  aquello de que somos lo que comemos.


divendres, 3 de març de 2017

Enfermedades raras, un mundo por descubrir.


El pasado día 28 de febrero fue el día internacional de la Enfermedades Raras que celebró especialmente la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER).
Una enfermedad es considerada rara cuando afecta a un número limitado de la población total, definido en Europa como menos de 1 por cada 2.000 personas. Sin embargo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades poco frecuentes afectan al 7% de la población mundial. Existen cerca de 7.000 enfermedades raras, algunas de ellas listadas al final de este bonito vídeo oficial del día internacional de 2015. En total, se estima que en España existen más de 3 millones de personas afectadas (fuente FEDER ).

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan las personas con enfermedades raras es el diagnóstico y el tratamiento ya que son enfermedades poco conocidas, y, por tanto, poco investigadas. Por eso el lema de la campaña de este año es "La investigación es nuestra esperanza" ya que sin investigación tampoco hay tratamientos efectivos. Para mostrar tu apoyo puedes dirigirte a este enlace.

Aquí en Baleares existe la Asociación Balear de Niños con Enfermedades Raras (ABAIMAR ). Os dejamos con un vídeo acerca del gran reto que supone tener un niño con una de estas patologías.