divendres, 16 de juny de 2017

Tomar el sol con cordura

Ha llegado el verano, y con el calor empezamos a planear vacaciones y actividades al aire libre y, sobre todo, salidas al mar y a la playa. El sol es una buena fuente de vitamina D pero también puede ser perjudicial y producir insolaciones, afecciones oculares, envejecimieno prematuro de la piel y diversos tipos de cáncer de piel. Por eso es importante tomar algunas precauciones para disfrutar plenamente del sol y del verano:
  • Evitar tomar el sol en las horas centrales del día (de 12 a 17 horas).
  • Exponer las menos partes posibles del cuerpo al sol y utilizar ropa cómoda, amplia y de colores claros.
  • Cubrir la cabeza con sombrero o gorra. 
  • Utilizar gafas de sol homologadas que filtren, al menos, el 90% de la radiación ultravioleta (UV).  
  • Usar cremas de protección solar con un factor elevado y adecuados para la edad, tipo de piel y zona del cuerpo. Aplicarlos 30 minutos antes de exponerse al sol y volver a aplicar cada dos horas y después de cada baño. Estar en el agua no protege del sol, ten en cuenta que la radiación solar puede penetrar hasta un metro en el agua clara.  
  • Hay que tener especial cuidado con los niños. Los niños menores de 6 meses no deben exponerse al sol y siempre se deben utilizar cremas de factor solar elevado (mayores de 40).  
  • Si tomas medicación, comprueba que ésta no aumenta la sensibilidad cutánea a los UV. 
  • El riesgo de quemaduras solares se incrementa con la altura (cada 300 metros, aumenta un 4% el poder de los UV) por lo que en la montaña se deben tomar las mismas precauciones.
Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad 

Y seguro que cuando piensas en quemaduras solares piensas en la cantidad de turistas que vemos en nuestras playas colorados de tanto sol, aquí te dejamos con un vídeo en el que Dinamarca, en tono de humor, nos pide ayuda para evitar las quemaduras en las vacaciones.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada