divendres, 15 de desembre de 2017

Las ulceras por presión


Las úlceras por presión, también llamadas escaras o llagas por presión, son áreas de piel lesionada por permanecer en una misma posición durante demasiado tiempo. Generalmente  se forman donde los huesos están más cerca de la piel, como los tobillos, los talones, las caderas y la base de la columna vertebral (coxis) aunque también pueden aparecer en otras zonas de apoyo como la nuca, codos, omóplatos y orejas.

¿Qué causa las úlceras por presión?

Las úlceras por presión son consecuencia de sentarse o acostarse en una posición durante demasiado tiempo (más de dos horas para úlceras por presión en etapa 1). Esto produce presión sobre ciertas zonas del cuerpo y reduce el suministro de sangre a la piel y al tejido de debajo de la piel. Si no cambia de posición con frecuencia el suministro de sangre bajará demasiado y se desarrollará una úlcera, por eso el riesgo es mayor si la persona está encamada, si se  utiliza silla de ruedas o sin no se puede cambiar de posición con frecuencia.
  • Síntomas de las úlceras por presión

    Las úlceras por presión tienen cuatro etapas. Los síntomas son diferentes en cada etapa:
    Etapa 1: La piel afectada está roja y puede estar caliente al tacto. La zona también puede arder, doler o picar. En las personas que tienen piel oscura, la úlcera por presión puede tener un tinte azul o púrpura.
    Etapa 2: La piel afectada está más dañada. Puede resultar en una herida abierta que se parece a un corte o una ampolla. La piel alrededor de la herida puede decolorarse. La úlcera es muy dolorosa.
    Etapa 3: En esta etapa, las úlceras por presión por lo general tienen un aspecto de cráter. Esto se debe al aumento del daño a los tejidos debajo de la superficie de la piel. Esto hace que la herida sea más profunda.
    Etapa 4: Este es el tipo más grave de úlcera por presión. La piel y el tejido están muy dañados y se genera una gran herida. En esta etapa puede producirse infección. 

Si la úlcera por presión se infecta, tardará más tiempo en sanar pudiéndose propagar la infección al resto del cuerpo.
 Los signos de infección son:
  • Pus espeso, amarillo o verde
  • Mal olor proveniente de la úlcera
  • Enrojecimiento o piel caliente al tacto
  • Hinchazón alrededor de la úlcera
  • Sensibilidad al tacto alrededor de la úlcera

Cómo prevenir las úlceras por presión:

Si tiene que pasar mucho tiempo en la cama o en una silla de ruedas, revise todo el cuerpo todos los días. Busque manchas, cambios de color u otros signos de úlceras. Preste especial atención a los puntos de presión donde es más posible que se produzcan úlceras.
  • Mantenga la piel limpia y seca
  • Cambie de posición cada dos horas
  • Utilice almohadas y productos que alivien la presión
  • Hidrate con frecuencia las zonas de apoyo y el resto de la piel
  • NO use polvo de talco ni jabones fuertes.
  • Al lavarse, use una esponja o tela suave y NO se estriegue con fuerza
  • Limpie y seque las zonas por debajo de las ingles y las mamas
  • Consuma proteínas a diario
  • Tome bastante agua todos los días.
  • Cerciórese de que su ropa no esté incrementando su riesgo de que se formen úlceras por presión:
                 - No se ponga ropa demasiado apretada
                 - Evite prendas de vestir que tengan costuras gruesas, botones o cremalleras que presionen sobre la piel.
  • Después de orinar o tener una deposición:
                 - Limpie la zona en seguida y séquela bien.
                 - Pregúntele al profesional sanitario respecto a cremas para ayudar a proteger la piel en esta zona. 


Si usted utiliza una silla de ruedas

Verifique que la silla de ruedas sea del tamaño apropiado para usted.
Siéntese en una silla de espuma o en un cojín de gel que encaje bien en su silla de rueda. NO se siente en cojines en forma de rosca.
Usted o su cuidador deben cambiar su peso en la silla de ruedas cada 15 a 20 minutos. Esto le quitará presión a ciertas zonas y le ayudará a mantener el flujo sanguíneo:
  • Inclínese hacia adelante.
  • Inclínese hacia un lado, luego inclínese hacia el otro.
Si usted mismo se pasa (moverse hacia o desde su silla de ruedas), alce el cuerpo ayudándose con los brazos. NO se arrastre. 

Cuando usted está en la cama

Use un colchón de espuma o uno que esté lleno de gel o aire.
Use una almohada suave o un pedazo de espuma suave entre partes de su cuerpo que se presionan entre sí o contra el colchón.
Cuando usted está acostado de lado, entre las rodillas y los tobillos.
Cuando usted está acostado boca arriba, coloque una almohada o espuma:
  • Bajo los talones (o ponga una almohada bajo las pantorrillas para alzar los talones: otra manera de aliviar la presión allí)
  • Bajo el área del cóccix
  • Bajo los hombros y los omóplatos
  • Bajo los codos
Algunos otros consejos son:
  • NO ponga almohadas bajo las rodillas, ya que esto ejerce presión sobre los talones.
  • Nunca se arrastre para cambiar de posición o subirse o bajarse de la cama. Arrastrarse causará ruptura de la piel. Consiga ayuda si necesita trasladarse a la cama o subirse o bajarse de ella.
  • Si lo traslada otra persona, debe alzarlo o usar una sábana de arrastre (una sábana especial utilizada para este propósito) para pasarlo.
  • Cambie su posición cada 1 a 2 horas para quitar la presión de cualquier punto.
  • Las sábanas y la ropa deben estar secas y lisas, sin ninguna arruga.
  • NO eleve la cabecera de su cama a más de un ángulo de 30 grados. Estar en una posición más horizontal impide que su cuerpo se resbale hacia abajo. Resbalarse puede dañar la piel. 
Las úlceras por presión tienen una variedad de tratamientos dependiendo de su profundidad,de su tamaño y de su evolución por lo que es importante contactar  lo antes posible con el personal de enfermería que esté al cuidado de la persona  para poder iniciar el tratamiento lo antes posible. Las úlceras más avanzadas se curan lentamente, de modo que lo mejor es el tratamiento anticipado y sobre todo  evitar que se produzcan.





Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada