divendres, 1 de desembre de 2017

El virus del papiloma humano

El virus del papiloma humano pertenece a un grupo de virus que infectan las mucosas. Hay más de 200 tipos diferentes. La mayoría de ellos producen lesiones benignas en piel y mucosas (verrugas). Hay cerca de unos 40 tipos diferentes  que pueden producir lesiones en los genitales y algunos de ellos desarrollar lesiones cancerosas.

Estos últimos se clasifican en dos grupos : los de bajo riesgo (que producen sólo verrugas  en la zona genital) y los de alto riesgo que desarrollan lesiones cancerosas  (cáncer de cuello de útero, ano, pene,  vulva, vagina, oral, garganta....). Los virus que causas las verrugas no son los mismos que los que causan cáncer.
En el caso de estos últimos, la persona infectada puede estar durante varios años asintomática, sin que se aprecie ninguna lesión. Se transmiten a través de las relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una persona infectada. Cualquier persona sexualmente activa puede contraer el virus, pero existe más riesgo si ha tenido muchas parejas sexuales o ha estado con alguien que las ha tenido. La infección es muy común, por ello la mayoría de la gente contrae la infección al poco de haber iniciado las relaciones sexuales. En la mayoría de las ocasiones el virus desaparece por sí solo pero cuando no es así puede persistir durante mucho tiempo y desarrollar lesiones verrugosas o cancerígenas.

El uso correcto del preservativo disminuye en gran parte la transmisión, aunque no por completo, al no cubrir  otras zonas que pueden estar en contacto íntimo. Sin embargo sí consigue disminuir la probabilidad de contagio. Es importante recalcar que también deberíamos usar protección en las relaciones sexuales orales.

No hay ningún tratamiento que consiga "deshacernos" del virus, pero sí podemos paliar sus efectos. En el caso de las verrugas existen tratamiento para erradicarlas. Si sospecha que puede tener una lesión de este tipo debes contactar con tu equipo de atención primaria .
Cuando hay una infección persistente de un virus de alto riesgo en el cuello uterino  se producen una serie de cambios en las células. Estos cambios  pueden detectarse a través de las citologías. Es por ello importante que las mujeres se sometan a revisiones ginecológicas periódicas, según el protocolo establecido. En nuestra comunidad el programa de prevención de cáncer de cérvix empieza a los 25 años. Hay que hacer una citología anual durante dos años seguidos y si son normales una cada tres años. Las citologías se realizan en nuestro centro de salud .

Actualmente existen vacunas que protegen en un elevado porcentaje contra determinados tipos de virus del papiloma humano, los cuales causan un 70 % de los casos de cáncer de cervix. En  nuestro caso la vacuna está incluida el calendario vacunas y se administra a las niñas a los 12 años. La aparición de estas vacunas fué polémica en su inicio pues se relacionaron con tres casos de aparición de crisis epilépticas. Estudios posteriores demostraron que no existe relación entre la administración de la vacuna y la aparición de epilepsia , y que se trata de una vacuna segura. Puede producir algunas molestias locales en la zona de inyección pero no tiene efectos secundarios graves .

La prevención y la detección precoz es la mejor cura. Por ello es importante usar   preservativo . NO obstante, y dado que la protección no es del 100 %,  las mujeres deben seguir el programa de detección precoz mediante las citologías.

És importante educar a nuestros jóvenes en la responsabilidad en las relaciones sexuales y en el uso correcto del preservativo .



Os dejamos un link de canal salut donde podréis obtener más información al respecto.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada